Hermandad del Museo: barro y plata

En el apartado de «Nuestras Hermandades», hoy nos ocupa la Hermandad el Museo, a la que acompañamos el Lunes Santo.

Os contamos algunas de sus curiosidades.

El primer dato curioso que encontramos es que en 1923 la Hermandad del Museo cambió el día de su Estación de Penitencia. Pasó del penúltimo lugar del Viernes Santo al último del Lunes Santo.

El motivo de este cambio fue la coincidencia de aguaceros constantes ese mismo día de la semana y el reducido número de personas que veía a la Hermandad en la calle.

Lo curioso es que precisamente ese año de 1923, las lluvias impidieron, a la Hermandad del Museo, realizar la Estación de Penitencia por las calles de Sevilla.

Otras de las curiosidades que presenta esta Hermandad, es que la Virgen de las Aguas, en vez de corona, luce una diadema de plata rematada con una cruz que le fue donada por la empresa de aguas Emasesa, de la que es patrona. Lleva una miniatura mariana en plata de ley.

Además encontramos que la talle de la Virgen de las Aguas, es la única hecha a partir de terracota (barro).

Uno de sus mantos, en concreto el manto liso de color azul, fueron donados por los diseñadores Victorio & Luccino.

Para finalizar, os dejamos con la última salida procesional de Ntra. Sra. de las Aguas de nuestra Hermandad del Museo, en el Lunes Santo del 2019.